martes, 4 de octubre de 2011

LA ECONOMÍA Y LOS ZANCOS

 

 

ZANCOS DE MADERA

JOSÉ RAMÓN MONTES GONZÁLEZ, GEÓGRAFO URBANISTA


Los zancos, esos viejos y rudimentarios artilugios de las fiestas pueblerinas, consiguen que la estatura de las personas que se los calzan, aumente en gran manera de modo que
un “retaco”, se convierta en un buen mozo, y un encogido en un bigardo y goce por un rato de algo que no tiene de verdad, esa estatura es un engaño, por ingenuo y pueril que
aparezca. Quien marcha sobre zancos anda con torpeza y tiene el peligro de caer al menor tropiezo y romperse las narices contra el enlosado, haciéndose daño y
exponiéndose además, a la cruel prueba del ridículo, salvando quizás a los jóvenes del municipio riojano de AGUIRIANO que saben andar con dignidad sobre esos palos
festivos.
Pero resulta que algunos, muchos políticos, incluso de los más importantes gustan de ponerse zancos y con ellos aparecer ante los medios de comunicación, ante la opinión
pública exhibiendo una estatura que no tienen. ¿Cuáles son esos zancos?, pues son y consisten en los enrevesados, tecnocráticos e ininteligibles párrafos de los lenguajes de la ECONOMÍA, y en los lugares y foros económicos desde los que emiten sus altas peroratas. Pero como ellos bien saben, aquello de que NADIE ES PROFETA EN SU
TIERRA, se calzan sus zancos cuando están fuera de su país o hablan para el mundo
global o para el evanescente ámbito europeo que no se sabe ni donde empieza ni donde termina.
Dos ejemplos de estos tiempos vienen a corroborar esta situación algo cómica y algo trágica y son ni más ni menos que los de la canciller de Alemania ÁNGELA MERKEL y del Presidente francés NICOLÁS SARKOZY. Estos altos dignatarios hablan desde la COMISIÓN EUROPEA o desde el poderoso BCE y amenazan al pueblo griego o los portugueses o a nosotros con medidas y más medidas, con recortes y austeridades y
`predican con unción la sacralidad del euro en cuyo altar hay que ofrecer sacrificios innumerables y cada vez más dolorosos.
Más, he aquí que de puertas adentro en sus naciones respectivas no encuentran los vistosos palos y han de marchar “a pied nu”como se dice por Francia y resulta que en la
rica Alemania, MERKEL viene perdiendo elección tras elección antes de ayer en el poderoso Land DE BADEN WÜRTENBERG y ayer a la pequeña tierra de
ANTEPOMERANIA. Claro que en ATENAS no le deben votar y así se puede mostrar como la gran emperatriz del rigorismo, pero las gentes alemanas se permiten la audacia de darle un NO POLÍTICO, un rechazo ciudadano por las escuelas que disminuyen, porque los viejos tiene menos residencias o porque en la estación del pueblo hay menos
trenes de cercanías, esos electores no respetan los zancos, exigen sus derechos.
El domingo 25 de septiembre, el otro gran usuario de los zancos económicos, el otro polo del pretendido EJE (por cierto que lo de EJE trae malos recuerdos), NICOLAS
SARKOZY, perdió el Senado castigado por esa FRANCIA PROFUNDA que el 29 de marzo de 2005 ya supo decir que NO a lo de la Constitución Europea. Cuando andan por sus respectivas tierras se ven obligados a aparecer como lo que son, como unos
POLÍTICOS con toda la grandeza y la miseria que tiene este concepto y dentro del duro oficio de hacer política se ven expuestos a esos avatares de lo que aún queda de
democracia. De ahora en adelante casi con toda seguridad tratarán de ponerse unos zancos económicos más aparatosos y hablar desde la mítica BRUSELAS donde nadie
exige nada y seguirán ordenado restricciones, recortes austeridades y sacrificios en nombre del famoso rigor económico que tanto se va pareciendo el RIGOR MORTIS
que se usaba en el lenguaje latino de las facultades de medicina del siglo XVI
Seguramente la FIESTA ESTÁ ACABANDO y si no hay fiesta en el pueblo es ridículo seguir con los feos zancos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada